DISCURSO DEPORTIVO

Por Robert Lozano Vergés

El abismo de Mou

with 4 comments

Perdedor ocasional y por cuenta ajena, José Mourinho afianza su vanidad y su desprecio en la victoria que le otorga la providencia, el talento natural. Al menos, así lo cree y actúa en consecuencia, arropado por groupies que desearían reflejarse en su espejo, donde esconde retazos de ganador, de dramaturgo y de demagogo. Autodenominado The Special One, Mou vive de su megalomanía triunfal, de su nombre asociado al número uno, ahora más pendiente del nueve. Su escenificación en las ruedas de prensa, meditada, estudiada y de una afilada astucia responde a un miedo lógico, a un terreno que su carácter ha abonado año a año. Endiosado en la victoria, aspira a ser el más odiado, burlado y vilipendiado en la derrota. Su espejo le muestra a Guadiola, al Barça, a un equipo inhumano que desatiende las provocaciones, los ataques y las sacudidas psicológicas. Pero no le quita el sueño la derrota. Lo que realmente le carcome es aspirar tan sólo a la victoria, alejado de la gloria y de la historia que escribe jornada tras jornada el gran rival. Mientras Guardiola estima ridículos los cuatro puntos de diferencia, Mou intuye un abismo. Un abismo insalvable.

En el País de las Maravillas, el Barça mece su insultante superioridad, obligando a la masa a actualizar récords, a esculpir efigies de héroes y a prodigar alfombras de pétalos de rosas bajo los pies de los elegidos. No pueden ser más buenos y Guardiola se obliga a diseminar un discurso de modestia, aburrido y necesario, sobre unos jugadores que ya son mitos vivientes. Guardiola sostiene el fino hilo dorado que separa el deleite de El Jardín de las Delicias porque sabe que, al final de temporada, el contador sólo marcará los títulos ganados.

Publicado en Planeta Fútbol (18-01-2011) 

Written by @robertlozano_

18 enero, 2011 a 8:37 AM

Publicado en Barça

Tagged with

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Avui t’has lluit. Es veu que les vacances t’han sentat bé perquè has tornat en plena forma literaria. Ben escrit!!!
    d1

    d1

    18 enero, 2011 at 8:55 AM

  2. Hola.

    Bon post.
    Totalment d’acord en tot. Bé, jo potser afegiria el que no és més que una intuició meva; darrere de tot aquest posat d’amargura/prepotència/xuleria s’amaga la frustació de saber que (ara segur) mai no podrà fer realitat el seu somni; el d’entrenar el seu equip.

    De fet, em recorda una mica a un altre portuguès al qual li va passar una cosa semblant. Era un tio feliç, jugava (i era segon capità) d’un club on era idolatrat i on se sentia a gust. I, de sobte, es va veure jugant al gran enemic. No ho va acabar d’assumir mai.

    Doncs a The Special One estic convençut que li passa exactament el mateix.

    Bé, només és una intuició.

    Salut!

    maccacus

    18 enero, 2011 at 9:25 AM

  3. […] se volvieron a perder en el triángulo de las Bermudas formado por Kedhira, Alonso y Pepe. Mou, entrenador y alquimista, vuelve a formular un nuevo “antídoto Inter” y a sumergir al Barça […]

  4. […] se volvieron a perder en el triángulo de las Bermudas formado por Kedhira, Alonso y Pepe. Mou, entrenador y alquimista, vuelve a formular un nuevo “antídoto Inter” y a sumergir al Barça […]

    La zona muerta | FCBars

    21 abril, 2011 at 2:14 PM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: