DISCURSO DEPORTIVO

Por Robert Lozano Vergés

Elogio desmesurado de David Villa

with 4 comments

“(…) El delantero centro es un loco aparte. Locura de animal que olisquea huecos y se fija en las distancias entre los defensas que le marcan y la nada, entre el portero y las escuadras o las bases de los postes. Es un cazador de agujeros. De agujeros por donde meterse  o por donde meter la pelota. Conoce las desesperanzas de tardes y tardes en las que todos los agujeros están tapados y el público le grita: “¡Tarugo!”. Ignorante el público de que los agujeros son nadas misteriosas que de pronto se aparecen a los delanteros centro más locos, como los ángeles antiguos se aparecerían a las vírgenes más campechanas”.  

La Nada se apareció a David Villa, goleador de profesión y actor publicitario en sus ratos libres. Villa, cuatro goles en nueve jornadas de Liga, despierta con el fresco, se ilumina en la penumbra otoñal y se excita con las palabras del Führer blanco. El Guaje, amparado por el cada vez más “Di Stefanizado” Messi, ha estado buscando los agujeros y las nadas misteriosas que describía magistralmente Vázquez Montalbán en La locura del delantero centro hasta encontrarlas justamente el sábado, día en el que el equipo mostró su versión más parecida a la del Barça de las Seis Copas.

Ante el Sevilla, el Barça de postal dio por terminada la pretemporada. Durante los primeros compases de la competición, los menos trascendentes, los más peligrosos, ha hecho historia en los campos de España y ha acumulado aplausos para Iniesta. En el Camp Nou, sin embargo, ha levantado suspicacias y ha mostrado su reverso oscuro contra los modestos. Curiosamente se exhibió tras el descanso de los titulares en Ceuta, hecho que pone de manifiesto el endiablado calendario, paradójicamente maquinado para el espectáculo y alejado, cada día más, del deporte.

La capital del fútbol mundial sigue siendo Barcelona. El equipo de Guardiola continúa dejando partidos para la historia, para cuyas páginas se reservan los chutes de Iniesta, tan escasos como valiosos. El antagonista, el Madrid de Mourinho, es sólido, ambicioso y mentalmente irreductible. Cristiano Ronaldo le lanza el guante a Messi, que lo recoge con elegancia y responde como Balón de Oro. El Madrid se siente capaz y mira a los ojos a los azulgrana tras años de agachar la cabeza. El mundo futbolístico se detendrá en menos de un mes. El Barça, con Villa, le espera en el césped. Para devolverle la mirada.

Written by @robertlozano_

2 noviembre, 2010 a 8:28 AM

Publicado en Barça

Tagged with

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola.

    Jo crec que la millor notícia del partit del dissabte contra el Sevilla és que el Villa i el Barça han tornat (si és que se n’havien anat).

    Salut!

    maccacus

    2 noviembre, 2010 at 8:46 AM

  2. Siempre igual.El delantero centro ni es un loco ni un ser de otro planeta,es un jugador más de equipo como el portero o el masajista.Si el equipo juega desde la defensa y mueve la pelota en el centro los huecos del rival vienen solo y es cuestión de que el delantero la meta o no.
    Por eso en este momento el mejor equipo de la liga es el Barça porque juegan todos

    ramos

    2 noviembre, 2010 at 10:20 AM

  3. […] Actualizados : Elogio desmesurado de David Villa Radiografía del gol El Barça contra el Barça A vueltas con el estilo El enigma […]

  4. […] del Madrid impresiona. Cristiano y Messi salen a gol por partido y ya les secundan Higuaín y Villa, que parece haber superado “La maldición de Eto’o”, aunque necesite tres ocasiones claras […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: