DISCURSO DEPORTIVO

Por Robert Lozano Vergés

Sin romance

with 3 comments

Es un amante selectivo, ingrato y pasajero. Flirtea con el que lo persigue y coquetea con el que lo corteja, pero escoge al oportuno, al avispado, al pragmático y hasta al afortunado. El Barça de hoy es un pretendiente atractivo, elegante y honesto, pero carece de la picardía, el olfato y el descaro necesarios para seducirlo. Su reconquista es primordial. Porque en este juego gana el que se casa con él. Gana el que se casa con el gol.

Un Barça manso y bipolar ofreció un espectáculo sublime durante la primera parte ante el Mallorca. Vertiginoso, mordaz e insistente, el equipo gestó el gol de Messi a su manera, tras malograr una retahíla de ocasiones. Fue un espectáculo excelso, un auténtico espectáculo. Pero un espectáculo inofensivo, inocuo. Entregado, el Mallorca veía mancillada su área una vez tras otra hasta que el árbitro lo rescató con el descanso.

 En la segunda mitad saltó al césped la cara B del Barça. Ansiosa, precipitada e imprecisa, ahuyentó al gol como un amante inexperto y desesperado. La virtuosidad del equipo, pese a pájaras puntuales, apacigua. Si el Barça ha conseguido embelesar al mundo entero, el gol también caerá.

Written by @robertlozano_

4 octubre, 2010 a 7:33 AM

Publicado en Barça

Tagged with

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Problema por resolver: campo de hierba es decir patatal, sin pastor (Xavi), ovejas descarriadas.No es problema de entrenaor o supuestamente Barça B.Para meter las ovejas en el corral se necesita un buen pastor que meta a las ovejas en vereda.

    ramos

    4 octubre, 2010 at 7:48 AM

  2. Ayer volvía pensar que Pep no sabe hacer cambios. Bojan debió salir del campo mucho antes y ni mucho menos hacer un cambio en minutos de descuento.
    Cuando un jugador no tiene el día es mejor cambiarlo y probar otras cosas.
    Y con esto no culpo a Bojan. Pero si al entrenador.

    Iwontshareyou

    4 octubre, 2010 at 9:09 AM

  3. Hola.

    Hoy no estoy de acuerdo con Ramos.
    La primera parte, sin el pastor Xavi, se ha jugado (bajo mi punto de vista) de fábula. El problema, creo yo, es otro; no es de recibo necesitar 10-12 ocasiones para meter un gol. Es un tema de “coco”; en las finales (Roma contra el Manchester o Valencia contra el Athletic) el ratio goles/ocasiones es mucha más “razonable”, mientras que en partidos “fáciles” parece como que están mucho más destensionados.

    No sé si la solución pasa por contratar un psicólogo (hola, Laurent Blanc), pero está claro que algo hay que hacer.

    Salut!

    maccacus

    4 octubre, 2010 at 9:23 AM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: