DISCURSO DEPORTIVO

Por Robert Lozano Vergés

Más allá de Cesc Fàbregas

with 3 comments

Bajo la candente esfera de julio auténticos ídolos han luchado por no derretirse en el asfalto de Barcelona. Los atletas son gentes esforzadas y, salvo excepciones mediáticas como Lemaitre, poco rentables para los media. Entrenan día tras día, hora tras hora, con un sacrificio, un esfuerzo y una disciplina extremos. Los privilegiados lo hacen para ganar. La mayoría, para  participar en un gran campeonato, para luchar contra ellos mismos, contra el tiempo, la edad o contra ese reverso oscuro que encarna la crueldad del deporte. Los aficionados al deporte rey, mientras tanto, languidecen con pasa ratos como el Europeo de Atletismo o el Tour (otra competición para superhombres). Apenas ha empezado a rodar el balón en Noruega, Corea, Tailandia o EE.UU y los bolos veraniegos ya han despertado el hemisferio del cerebro que demanda una dosis de esa droga masiva-deportiva llamada Fútbol.

Mientras no hay competición, los yonkies más extremos se alivian con la prensa deportiva de estos días que, falta de noticias, monografía a Cesc Fàbregas. Pura carnaza. Tras las jubilaciones de Henry y Márquez, la espantada de Touré y la jugarreta de Chygrynskiy, la supervivencia del campeón de la Liga más difícil de la historia parece depender de la llegada de Cesc.

 Obsesión Fàbregas

Repatriar al de Arenys se ha convertido en una cuestión de Estado. La “obsesión Fàbregas” ciega a la prensa, a los directivos e incluso a los propios jugadores. Nunca un fichaje había suscitado tantas declaraciones de sus hipotéticos-futuros compañeros. Los cantos de Piqué, Puyol, Iniesta y Messi son ardides de esta guerra fría que mantienen el Barça y Wenger, en la que Cesc se ha implicado tanto que un no definitivo lo arrojaría al pulgar de los aficionados gunner, a un juicio del capitán tránsfuga. El Barça, que cuenta con pase VIP y alfombra roja después de fichajes como los de Petit, Overmars, Hleb o Henry, deberá engordar las arcas del Arsenal para reblandecer el corazón del entrenador alsaciano. Cuando el traspaso se confirme, los blaugrana ganarán a un gran jugador que, sin ser imprescindible en el esquema de Guardiola, colgará medallas a unos e ilusionará a otros. Pero más allá de Fàbregas, el Barça parece andar cojo en otras demarcaciones.

Written by @robertlozano_

3 agosto, 2010 a 7:32 AM

Publicado en Barça

Tagged with

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] de indestructibilidad y con hambre de dinastía. Los dos nombres propios de esta pretemporada, Cesc e Ibrahimovic, no formarán parte de esta plantilla, enjuta, bajita y marciana. En esta Liga […]

  2. […] Llegó como teórico substituto de Yayá Touré. Como desquite del fichaje frustrado de Cesc Fábregas. Como negativo a la negativa por Mesut Özil. Y como alternativa a Sergio Busquets. Sin duda, los […]

  3. […] [N. del A. si se hace, que sea rápido e indoloro. Otro verano dedicado a Cesc sería perjudicial para la salud mental de los amantes del "mercato". El año pasado, por fechas similares: Más allá de Cesc Fàbregas] […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: