DISCURSO DEPORTIVO

Por Robert Lozano Vergés

El Aleph de Perdidos

with 3 comments

Se acabó. No como muchos esperaban o deseaban, pero se acabó. Los seguidores de Perdidos acudían a este doble episodio final en busca de respuestas como el devoto hace con su religión. O con la mirada analítica del científico que necesita resultados lógicos y demostrables. O como el juez que espera el alegato final para dictar sentencia en un rompecabezas. Todos ellos se sentirán decepcionados, disgustados e incluso, estafados. Nadie podía esperar un final cerrado y con un manual de instrucciones de la obra del inefable Jeffrey Jacob Abrams. Nadie podía esperar un final que dejara satisfecho a todo el mundo porque Perdidos se postula como un fenómeno de masas fascinante y, por lo tanto, polémico. La pregunta más importante que debe hacerse hoy el espectador no es acerca de la isla o de los personajes, sino ¿por qué me he levantado a las seis y media de la mañana?

Perdidos es ficción en mayúsculas, con sin sentidos, incoherencias, delirios de grandeza y momentos memorables. Un extensísimo ejercicio de liderazgo pero, sobre todo, una alocución que gira entorno al espacio y el tiempo. Realidades múltiples y vidas paralelas en diferente espacio-tiempo. Daniel Farraday y Desmond Hume se erigen como personajes cardinales de esta locura, del rechazo del ser humano a ser finito. Su rol secundario atrae y cautiva mucho más que el de los bíblicos Jacob y Esaú (el humo negro), cuya historia se nos antoja anacrónica, incompleta y desaprovechada.

La supuesta clave, esa luz blanca, prístina y mística que da equilibrio a la isla y, por extensión al universo, nos recuerda a la esfera tornasolada, de casi intolerable fulgor que encontró Borges en un sótano. Entre muchas otras cosas, esto es lo que vio: “(…) vi la circulación de mi oscura sangre, vi el engranaje del amor y la modificación de la muerte, vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, y en la tierra otra vez el Aleph y en el Alpeh la tierra, vi mi cara y mis vísceras, vi tu cara y sentí vértigo y lloré, porque mis ojos habían visto ese objeto secreto y conjetural, cuyo nombre usurpan los hombres, pero que ningún hombre ha mirado: el inconcebible universo”.

¿Qué vieron los ojos de Jack Shephard en esa luz, en ese Aleph de Perdidos, antes de cerrarse por última vez? ¿Qué vieron los ojos de J.J.Abrams para maquinar semejante mezquindad y, en especial, ¿qué han visto tus adormilados ojos?

Borges transmitió así su visión: “Sentí infinita veneración, infinita lástima”.

Written by @robertlozano_

24 mayo, 2010 a 8:25 AM

Publicado en Adictos a las series

Tagged with

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Perdidos es reflejo de la vida misma. No hay respuesta para todo.
    Y nos dice que lo único que nos queda al fin y al cabo son las relaciones personales, aquellas que han sido importantes en nuestras vidas.
    A mí me ha gustado el final. Entiendo que sea así. Porque también entiendo la vida de esa forma.

    Iwontshareyou

    25 mayo, 2010 at 3:31 PM

  2. Buen texto. He disfrutado mucho de tú opinión, Aunque a mí, como sabes, la serie me encanta.

    cardenete

    27 mayo, 2010 at 12:56 PM

    • Antes de todo, te agradezco mucho que hayas visitado mi blog, Cardenete. He de reconocer que yo no empecé a ver Lost hace 6 años. De hecho, me he enganchado a última hora (hace menos de un año que la sigo).
      Debo admitir también que a medida que pasan los días y reflexiono más y más, pienso que Lost ha sido una gran serie y su final, de lo mejorcito. Marcará un antes y un después, sin duda.

      Yo, por mi parte, te seguiré de cerca.

      Un saludo

      robertlv

      27 mayo, 2010 at 1:56 PM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: